Aunque no lo creas, han pasado ya 25 años desde que comenzabas las peleas en tu escuela, tu primer acercamiento con la música, tu patineta,  tu primer amor rebelde, tu odio al supuesto sistema con cabello decolorado, tus piercings y algún tribal tatuado en los brazos.

Por: Javier Salazar

En el año1994, la situación del mundo se podía explicar de un singular modo: La renovación sociocultural. Por un lado, en nuestro país comenzaba a sonar el conflicto con el movimiento zapatista de liberación nacional, la muerte del candidato a la presidencia Luis Donaldo Colosio y la realización del Tratado de Libre Comercio. Mientras alrededor del mundo avanzaron la descomposición social, la violencia y la pérdida de control de los estados sobre territorios.

En la cultura popular conocimos al Rey León, a un extravagante Forrest Gump y a un grupo de amigos norteamericanos; Friends. La Banda Machos era un icono del regional mexicano y Nirvana llegaría a consagrase como la mejor banda de la historia del grunge, lamentablemente todos sabemos cómo y porqué terminó.

Regocijados entre hormonas y la explosión de algunos barros coincidía con la explosión de una generación musical que, aunque estas bandas estuviesen al norte del mapa y muy lejos quizá de tu alcance como un joven rebelde, marcaron una época dentro de la historia de la música y de tu vida para siempre.

Por ello, en este pequeño recuento te haremos ver que ya pasaron 25 años desde que con tus pequeños ahorros adquiriste tu primer disco de Green Day, Rancid, NOFX, Bad Religion o The Offspring y que lo reproducías una y otra vez en tu nuevo y recién llegado discman. Cabe aclarar que esta lista no tiene ningún orden de jerarquía solo queremos abrir el baúl de los recuerdos de tu alocada juventud.

Lo que tenían en común estas bandas era que solo tenían que ajustar un poco la estética del punk clásico y hacerlo pop, es decir, un poco más accesible al público, ahora esta generación es recordada con nostalgia como un antes y un después del género que actualmente está tergiversado pero que seguimos amando.

1.- Smash – The Offspring

Smash es el tercer álbum de esta banda, mismo que se lanzó gracias a la disquera Epitaph Records, siendo uno de los álbumes más vendidos con alrededor de doce mil copias vendidas. El punk rock no era amigable con nadie, a pesar de que buscaba ser accesible con todo el público. En este disc, que en su mayoría son ritmos pesados, podemos ver una especie de combinación extraña que comenzaba a adquirir la música de esa época: un ritmo que comenzaba a asomar tintes de hardcore y melódicos a la vez, pero sin llegar al pop.

Smash sería entonces la carta de presentación de The Offspring por el resto de la vida de la banda, consolidándose a través de canciones como Gotta Get Away, apegada al hardcore, o incluso What Happened To You, que tenía algunos ritmos de ska en su ejecución. Después del éxito de Smash, a quien se consideró la voz de la época, la banda fue firmada por Columbia Records y el resto es historia.

2.- Punk in Drublic – NOFX

En el verano del 94 NOFX lanzó uno de los discos más accesibles y representativos. Después de tres discos en su historia, los originarios de California lograron posicionarse como uno de los mayores exponentes de esta gran marea del punk rock. Caracterizado por ritmos un tanto más melódicos matizados en diferentes direcciones, fusiones entre el Oi, Reggae y hasta al Street punk.

La inclusión de trompetas a cargo de ‘El Hefe’ en My Heart is Yearning le darían un ritmo fresco a todo lo que en su momento llegó a hacer NOFX. Linoleum, Leave it Alone y Don’t Call me White serian al mismo tiempo canciones que sonarían por las calles con mensajes de conciencia y ese resentimiento hacia los problemas sociales, así como ligera apatía y deseos de restauración personal y colectiva.

Gracias a esta combinación de ritmos y las letras un tanto innovadoras que Fat Mike con su ingenio y perspicacia logró producir en compañía de Ryan Greene y la casa productora Epitaph, misma que se encargaría de producir la mayoría de discos en esa época. Cual si fuera un azar, Punk in Drublic terminó siendo disco de oro sin ninguna difusión dentro de los medios masivos de comunicación.

Este disco sirvió como punto de inflexión en la carrera de esta ya consolidada banda dentro del punk californiano. Pero sobre todo sería un parteaguas en la configuración de la ideología del punk un poco más contemporáneo.

3.- Let’s Go – RANCID

A principios de los 90, en la comunidad de Berkeley iniciaba una pequeña banda liderada por un tal Tim Amstrong, mismo que después de una serie de eventos desafortunados decide, al lado de su amigo de la infancia formar un proyecto musical llamado RANCID.

Por Junio de 1994 y aunado a la problemática sociopolítica que atravesaba Estados Unidos y el mundo en general, RANCID sonaba con un estruendoso mensaje, mismo que fue llevado a las calles por el sello discográfico de Epitaph. El segundo álbum de estos punks californianos marcó un legado en la carrera de RANCID.

Salvation llegó a MTV y con eso el punk se convertió en algo demasiado accesible al público, Radio y Nihilism, se convertieron en las canciones más características de RANCID y en el círculo de la ideología del punk rock alrededor de los últimos años de los 90. Un ritmo de bajeo que caracteriza por mucho a Matt Freeman y a la banda en general hacía de Let’s Go uno de los discos antecesores del éxito de estos Californianos.

4.- Stranger Than Fiction – Bad Religion

Criticar al status quo de la sociedad estadounidense y ver más allá los conflictos sociales, culturales y políticos se volvieron un estandarte para la generación del 94, si de música punk se trata. Bad Religion entonces lanzó su octavo disco sin imaginar que dentro de poco se convertiría en un álbum que marcaría a la generación por completo.

Con un antecedente bastante peculiar de la pérdida de su guitarrista y fundador del sello discográfico Epitaph; Brett Gurewitz dejó a Bad Religion y debido a eso la banda tuvo que firmar con una disquera grande como en su momento fue Atlantic Records. Un paso contra-intuitivo en su carrera. 

Stranger Than Fiction muestra una regresión de Bad Religion a los principios de la banda. Agresivo, rápido y maduro serían las principales características de este disco debido a que la combinación rítmica entre el hardcore melódico y punk están en un adecuado balance

5.- Dookie – Green Day

A decir verdad, nadie hubiese imaginado que un trio de jóvenes a principios de los 90 con muchas influencias del punk londinense, que firmase con Reprise Records; filial de Warner Music; llegaría a ser uno de los iconos dentro de la generación del punk rock. Green Day y su tercer disco Dookie marcarían a toda una generación.

Dookie resultó ser la presentación de los años de consolidación musical de esta banda, caracterizado por la composición que Billie Joe Armstrog dedicó a lo largo de mucho tiempo. En sí no es tan complicado saber o entender el éxito que este álbum tuvo y que a su vez marcó esta generación y las generaciones posteriores a esta.

Éxitos como lo son Basket case, Longview, When I Come Around resultaron los referentes de Dookie, sin embargo no hay que dejar de lado que esta generación también admiraba la rebeldía de Having a Blast, Welcome To Paradise, lo melódico y la polaridad del amor rebelde de She, o quizá Pulling Teeth resultó ser tu himno en la pubertad.

6.-  Trashed -Lagwagon

Entre patinetas y sonidos estridentes, el año de 1994 se pintaba solo, ya con bandas consolidadas como lo fue en su tiempo NOFX, nacía un proyecto musical de la mano de Fat Mike: Lagwago,  banda que desde el principio se asemejaba a lo que en su momento fueron ritmos simples, punk de patineta, cerveza y simpleza de letras. Sin embargo, Lagwagon llegó para llenar de influencias más hardcore a la ola del 94.

La clave del proyecto musical y en especial del álbum Trashed es el de la no decadencia, los ritmos a pesar de ser similares al resto no cae en un juego simple de repeticiones rítmicas, sino que cada canción lleva a un fascinante viaje entre la música y letra. “Lazy”, ‘Island of shame’, ‘Coffe and Cigarretes’, son temas recordados a lo largo de la historia de la banda que gracias a la velocidad y energía el álbum resultararon la punta de lanza de esta banda.

7.- The Blue Album – Weezer

The Blue Album es una invitación al nuevo grunge después del legado de Nirvana. Tiene esa crudeza de ritmos alternativos, esa melodía que acompaña a letras simples pero que muestran un trasfondo lleno de peculiaridades, que para esa época era algo nuevo.

Canciones como No One Else, que te hizo recordar a ese amorcito ‘fresa; Cuomo, The World has turned and left me, Buddy Holly poseen una peculiaridad de un sonido limpio y grato, una construcción musical bastante fuerte con estruendosas guitarras. Sea cual sea el gusto musical que poseías en esa época y se quedó atrás, comercialmente hablando en comparación con su sucesor Pinkerton, hay que reconocer un buen disco cuando se escucha.

8.- Budha – Blink-182

No hay mucho que decir respecto a este álbum, ya que solo fue un pequeño demo que tres jóvenes de San Diego grabaron en cintas y que gracias a este logro debutar en un futuro a un icono del skate punk, nacía entonces Blink-182.

Con un humor irreverente, ritmos rápidos y pegajosos después de presentarlo a pequeñas disqueras, pudieron presentar de manera oficial un par de años después su primer disco. Después de la publicación de este demo, Blink cambiaría de integrantes e incluso de nombre agregándole el ya tan popular 182, tiempo después álbum fue remasterizado y publicado ya con el nombre de Blink 182.

9.-  Tiny Toones (Same Old tunes) – Millencolin

No importa de dónde venga, sino que sea música. Es una frase quizá un poco cliché cuando de música se habla, tal es el caso de una banda de Suecia, que transmitió ese mensaje en inglés en su disco debut: Tiny Tunes, que a manera de sátira buscaba criticar a las caricaturas estadounidenses incluso poniendo un arte similar a la caricatura en el disco.

Aunque pasados un par de años después de su publicación, la televisora notó la similitud del álbum con los dibujos animados  y decidieron cambiarle la imagen y nombre: Same Old Times serviría por tanto para que el punk se lograra colocar en un estatus internacional más comercial.

Este disco no es tan popular como los que continuarían haciendo; sin embargo, al igual que los demás en esta lista sirvieron como carta de presentación al mundo musical. Estridente, innovador y fresco son tres de las características de este álbum.

Una especie de sátira y seriedad sociopolítica acompañan a doce canciones que tiene este álbum.

10.-  Jimmy Eat World – Jimmy Eat World

A finales de 1994 el punk de patinetas, de reflexión ante las situaciones sociales poco a poco se mantenía discreto debido a la creación de bandas cuyo mensaje era un poco más tranquilo; cayendo ahora en los ritmos alternativos pero con la esencia de lo que alguna vez fue aquel ruidoso ritmo que tus padres odiaban en volumen alto.

Tal es el caso de la banda Jimmy Eat World, que; a través de su creación en 1994 y después de sacar su primer EP: One, two, three, four…; deciden sacar un disco bajo el sello de Wooden Blue Records con título homónimo. 

Este disco posee una peculiaridad al ser el único disco que tuvo a la alineación original con Mich Porter como primer bajista y al que en su tiempo fue el guitarrista principal Tom Linton quien fuese la imagen de la banda al paso del tiempo.

No hay mucho que decir, solo que canciones como Usery, “House Arrest”, “Reason 346” o hasta “Scientific” muestran a JEW como una banda un poco austera pero que llegaría a ser un referente en la escena del rock alternativo con el paso de los años.

¿Creciste con estos discos? ¿Cuántos discos de estos fueron tu boleto de entrada a las cloacas del punk?