Slipknot y Evanescence cancelaron sus presentaciones debido a fallas de seguridad por parte de la organización.

Con muchas dudas por parte de los asistentes debido a la mala reputación de la promotora encargada del festival, además, de la cancelación de la banda Testament a unos días del festival, los fans del metal se dieron cita en el Deportivo Oceanía ubicado colonia Pensador Mexicano en la Delegación Venustiano Carranza para una edición más del KnotFest México, esta vez a cargo de la empresa Live Talent.

Uno de los primeros reclamos por parte de los asistentes fue que el acceso al festival se prolongaba hasta más de dos horas, incluso los primero actos tocaron con poco público por las dificultades para entrar al recinto. 

Con las presentaciones de Here Comes The Kraken, Carajo, Chelsea Grin, Bullet For MY Valentine, Cemican, Straodivarius, Godsmack, Papa Roach y 311 todo transcurrió con normalidad. 

Sin embargo, otro de los reclamos fue la división con vallas de quienes habían comprado su boleto preferente y zona general.

Algunos usuarios de redes sociales reportaron que el escenario principal era perfectamente visible desde el puente vehicular a las afueras del Deportivo Oceanía, así que el evento se podía disfrutar desde afuera sin pagar.

Se reportó también que había pocos puestos de comida, lo cual generaba filas interminables para recibir sus alimentos.

El setlist de Behemooth tuvo que ser recortado debido a los problemas técnicos que tuvieron durante su presentación, dejando el escenario para la actuación de Cherry Bomb.

Otro de los problemas durante el festival fue la seguridad, pues se vio superada por un numeroso grupo de asistentes que saltó y derribó una de las vallas que separaban las secciones preferente y general, generando un sobre cupo en la zona preferente y ocasionando que el festival se retrasará tratando de resolver la situación.

Fue hasta la 1:00 de la madrugada del domingo, que los organizadores del Knotfest informaron que Slipknot no se presentaría y prometiendo que si se tranquilizaban, la banda tocaría al día siguiente en el Force Fest, lo cual generó molestia entre los asistentes y en forma de protesta comenzaron a generar disturbios dentro del deportivo e incluso subieron al escenario principal para robar los instrumentos de Evanescence quienes se presentarían en punto de las 21:10 horas, además de incendiar la batería de la banda.

 

Luego de los hechos, a través de un comunicado en sus redes sociales Evanescence comentó:

“Estamos desconsolados porque no pudimos tocar para ustedes esta noche, Ciudad de México. ¡Tu seguridad, tu vida es más importante que cualquier espectáculo! Te amamos y volveremos pronto, eso es una promesa”.

Por su parte, Slipknot también se pronunció al respecto:

Debido a una barricada rota y los intentos fallidos de solucionarlo, Slipknot se vio obligado a cancelar nuestra actuación anoche. La seguridad, especialmente la seguridad de nuestros fanáticos y compañeros de banda, es la prioridad número uno. Nos disculpamos profundamente y esperamos que todos entiendan. Si algo le sucediera a CUALQUIERA de ustedes, no nos perdonaríamos. Además, si hubiéramos podido arreglar la barricada correctamente, habríamos subido al escenario. Una vez más, esperamos que lo comprenda y trataremos de compensarlo lo antes posible”.

A través de redes sociales, los asistentes denunciaron robos dentro y fuera del festival, sin respuesta alguna por parte de la organización. 

A pesar de los hechos ocurridos, la productora prometió la presentación de Slipknot como parte del Force Fest el domingo 1 de diciembre, el cual es encabezado por Rob Zombie, In Flames, Wasp y Accept. Sin embargo, algunos asistentes reportan que no tienen intenciones de volver al segundo día del festival.