Integrantes de Bye Sami se enfrentan en batalla legal por control de legado y nombre

Los fundadores de Bye Sami, Iván Silva y Julián Rodríguez, están enfrentando una batalla legal contra Julio Selva por el control de la banda y el material fonográfico.

Foto: facebook.com/byesami

En una noticia que sorprendió a todos, la banda de punk rock mexicana Bye Sami se encuentra enfrascada en una amarga contienda legal. Los miembros fundadores, Iván Silva y Julián Rodríguez, han alzado la voz para exponer una situación que amenaza la integridad de su legado y el nombre de la banda.

A través de un comunicado oficial emitido recientemente, Silva y Rodríguez han puesto de manifiesto la dolorosa realidad que enfrentan. Desde hace alrededor de un año, se han visto inmersos en una compleja disputa legal con el baterista de la banda, Julio Selva. En este comunicado, los cofundadores expresan su consternación por la forma en que Selva ha tomado control de las redes sociales de Bye Sami de manera furtiva y desleal, así como también de material fonográfico asociado.

El anuncio del “Vinil Conmemorativo del 21 Aniversario de Bye Sami” ha revelado aún más la magnitud de esta lucha interna. La banda, originaria de Tijuana y pionera del punk rock en México, ha marcado una huella indeleble en la escena musical desde el lanzamiento de su álbum debut “Otro Día Más”, grabado en Los Angeles y lanzado por Sourpop Records en el año 2002. Sin embargo, el entusiasmo por esta conmemoración se ha visto empañado por la sombra del conflicto legal.

En sus propias palabras, Silva y Rodríguez lamentan el hecho de que Julio Selva haya adoptado un enfoque unilateral y arbitrario para reclamar el control total del nombre Bye Sami y su material musical. En este comunicado, los miembros fundadores expresan su profundo agradecimiento a la comunidad de seguidores que ha respaldado su música a lo largo de los años. Para ellos, Bye Sami no solo representa sus voces y composiciones, sino también la conexión y el cariño que han compartido con sus seguidores.

La comunidad musical y los seguidores de Bye Sami han respondido con solidaridad en medio de esta situación adversa. Los músicos han dejado claro que están comprometidos con su pasión musical y que trabajarán incansablemente para resolver esta disputa de manera justa y adecuada.

ACTUALIZACIÓN:

Por su parte, a través de las redes sociales de la banda, Julio Selva emitió un comunicado en el cual hace referencia a que el conflicto con sus ex compañeros se originó debido a su falta de conocimiento en la industria musical. Además, menciona que Bye Sami como agrupación terminó en el 2016, sin embargo, el año pasado, se acercó a los compositores de la banda para presentarles la iniciativa de recuperar la autoría, el publishing y la distribución, y esta iniciativa tuvo éxito. Se discutió acerca de los créditos correspondientes en los certificados de autor y el pago correspondiente en especie por los vinilos.

Esperamos que las partes involucradas puedan resolver sus diferencias en los mejores términos posibles.

Salir de la versión móvil