Lydia Night reveló los detalles sobre la conducta de Joey Armstrong durante su relación amorosa. 

Lydia Night, líder y vocalista de The Regrettes, denunció a través su cuenta personal de Instagram a Joey Armstrong; baterista de SWMRS e hijo del líder de Green Day, Billie Joe Armstrong; por conducta sexual inapropiada, afirmando que el músico abusó sexual y emocionalmente durante su relación cuando ella tenía 16 años y él 22.

Las acusaciones de Lydia se produjeron después de una publicación de SWMRS a través de sus redes sociales en la que se pronunciaban respecto a la conducta sexual inapropiada dentro de la escena musical del sur de California, tras las denuncias hechas a las bandas The Growlers, The Frights, The Buttertones, Cosmonauts y empleados que son parte del sello discográfico Burger Records, por lo que la cantante catalogó la publicación como “increíblemente hipócrita”.

Durante su denuncia, Lydia describe a detalle cómo experimentó la relación de un año con Armstrong cuando tenía 16 años y terminó poco antes de cumplir 18 años, comentando: 

“Debido a nuestra diferencia de edad, Joey siguió pidiéndome que mantuviera nuestra relación lo más oculta posible. Durante mucho tiempo, lo vi como algo tóxico y no algo lo suficientemente válido como para compartirlo, pero ahora sé que lo que realmente experimenté fue abuso emocional y coerción sexual por parte de alguien en una posición de poder sobre mí. Cada vez que dimos un paso sexual fue porque él quería y lo dejó en claro al poner mi mano en su entrepierna o avergonzarme por decir que no me sentía cómoda, haciéndome sentir culpable o ignorándome cuando no le daba mi consentimiento. Es importante para mí que Joey y toda su banda sean responsables de comprender completamente que, aunque puedan verse a sí mismos como buenos, continúan perpetuando la cultura tóxica que intentan acusar”. 

Después de que su relación terminó, The Regrettes siguió de gira con SWMRS, afirmando que fueron tratado como “extraños de una banda que anteriormente había considerado algunos de mis amigos más cercanos”.

Para concluir su publicación, Night escribió:

“Mi objetivo aquí no es ‘cancelar’ a nadie, sino promover la conversación sobre las complejidades del abuso de poder, la preparación y la manipulación que no solo existen en la industria de la música, sino en muchos otras industrias”.

Tras la denuncia, Joey Armstrong se pronunció al respecto mediante las redes sociales de SWMRS, comentando:

“Si bien no estoy de acuerdo con algunas de las cosas que dijo sobre mí, es importante que se le permita decirlas y que se la apoye por hablar. La respeto inmensamente y acepto totalmente que le fallé como pareja. Fui egoísta y no la traté de la forma en que merece haber sido tratada, tanto durante nuestra relación como en los dos años transcurridos desde que rompimos. Me disculpé con ella en privado y espero que pueda perdonarme, si está lista para hacerlo y cuando lo haga. Soy dueño de mis errores y trabajaré duro para recuperar la confianza que perdí”.

Por su parte, tras las denuncias hechas a través de la cuenta de Instagram Lured_By_Burger_Records, el sello Burger Records mediante un comunicado revelaron cambios en su estructura interna, confirmándose la renuncia del presidente y cofundador Lee Rickard. Además, anunciaron el cambio del nombre del sello a BRGR RECS y confirmaron la creación de un nuevo sello para mujeres llamado BRGRRRL. También se comprometieron a comenzar un fondo monetario para ayudar a pagar los servicios de asesoramiento para aquellas mujeres que sufrieron un trauma mientras participaban en la escena de Burger y crear espacios seguros para mujeres y menores en eventos del nuevo sello. 

“Expresamos nuestras más sinceras disculpas a cualquiera que haya sufrido un daño irreparable por cualquier experiencia que haya ocurrido en la escena musical Burger e indie/DIY, de la cual participamos. También lamentamos profundamente el papel que ha desempeñado Burger en la perpetuación de una cultura de masculinidad tóxica.. Lamentamos no haber monitoreado activamente este comportamiento lo suficientemente bien como para que la escena musical de Burger sea más segura para ustedes. Nunca deben sentir que tienen que sacrificar su espacio personal para poder disfrutar de la música, para su carrera o en busca de su arte. No debes sentir que tienes que elegir entre la música y tu comodidad”.