El pasado 31 de agosto se realizó la primera edición de México Tatto Convention, en el Centro Citi Banamex ubicado en el área metropolitana de la Ciudad de México.

Por: Mariano León 
Fotos: Moy Castillo

La sala C del recinto estuvo llena de tatuadores mexicanos y algunos otros extranjeros, todos ellos realizando y mostrando su trabajo con el enfoque profesional que este oficio se ha ganado con el paso de los años.

Desde la entrada se escuchaban las agujas trabajando y perforando piel con la tinta cargada, uno que otro lamento, expresando el seguro dolor de la encriptación del colorante. Los pasillos están llenos de personas acostadas, paradas y sentadas, con una sonrisa o una cara muy muy larga. Tatuarse no es sencillo.

La México Tatto Convention cerró su primera edición con 3 shows de música en vivo: La primera banda en tocar aquella noche fue The All. Una banda que denotó tintes de una guitarra post punk, un bajo resonante, rítmico pero nada repetitivo y una batería constante técnica y veloz. El público los recibió bastante bien a pesar de que muchos estuvieran esperando a la banda principal desde muy temprano. Escucharon, aplaudieron y fueron pacientes, ese día los punks estaban muy tranquilos.

Para el segundo acto y con la gente a nada de explotar, el público empezó a corear “¡Oi oi oi! ¡Seguimos, Perdiendo! “¡Oi oi oi!

El escenario parecía que tenía problemas o eso era lo que hacía pensar a uno de este lado del contexto. Una vez ya prepara el equipo subió Negri, Eme, Beto y Pepe, este último se dirigió al público y pregunto: “¿Vienen a ver a Sin Bandera?”  Después de una cálida bienvenida por parte de la banda, empezó el show.

“Sabes que siempre he sido un vago. Todo lo has hecho para mi…” Eme inicio con notal al aire y solamente con la tarola de guía con versos hasta que 20 años inicio de forma normal.

Seguimos Perdiendo tuvo un show memorable, la gente gritaba, brindaba con ellos, teniendo un repertorio excelso de los éxitos de la banda. No había personas que no corearan, que no levantaran las manos cuernudas y por supuesto, las mentadas de madre y los dedos medios acompañaban los 4 acordes más tristes y enérgicos del punk rock nacional.

La banda se despidió del público, agradecieron a México Tatto Convention y finalizaron el show con una moshpit y la interpretación de uno de los tantos himnos de la banda. “Se me entumió la mano de tocar ska…”

 Llegó el momento, el plato principal, el show estelar. Los técnicos empezaron a organizar los instrumentos y conforme se hacían visibles al público empezaban los gritos de los públicos. La guitarra con la leyenda “No gods, no masters” fue la primera en iniciar para aclamar a la banda, seguida de la guitarra Sg negra, con los grabados plateados y al finalizar el bajo blanco listo para el show.

“¡Ciudad de México!”

Después de un grito eufórico de Chris Barker inicio el frio, rotundo y salvaje show:

 “Die, gotta die, gotta die for your government

Die for your country, that’s shit”

 “Turncoat, killer, liar, thief

Criminal with protection of the law”

 “…life and death in a sold out ‘Erica

To live and die in the heart of America, release your souls”

Anti Flag se encontraba dando cátedra del punk rock, exclamaban con gusto el nombre de México, agradecían a sus fans. Justin recalcaba que no importará el contexto político en el que se encontrará nuestro país, siempre habría motivo para cantar junto, con y para por México.

“Brother and sisters… Thank you so much!

Las voces estaban desgarradas, la valla de “seguridad” que dividía la sección vip termino derrumbada, sí, todos ya eran parte de la sección vip. La banda estaba exhausta, contenta y agradecida con el público mexicano. Corearon una canción tras otra, desde el material clásico y viejo hasta los nuevos sencillos que lanzo la banda. Una vez más Anti Flag empodero la filosofía “no borders, no nations”. Así concluyo la primera edición de la México Tatto Convention.

A continuación te dejamos algunas fotos de lo acontecido: