Nena, la fiesta apenas comenzó

Por: Moisés Castillo

Mas allá de un nombre muy particular, si algo se puede decir de Chingadazo de Kung Fu es que son un ejemplo de la constancia y lo que unos podrían decir que era un gran chiste cumplió cinco años y que mejor escenario para festejarlo que el Plaza Condesa. Un festejo plagado de grandes invitados de la talla del novio de México, un mar de gente surcado en una orca infalible, un pastel o rindiendo tributo a otra banda entrañable del punk rock mexicano.

La primera vez que escuché de CHDKF, fue una tremenda cachetada con canciones enérgicas, letras con las que fácilmente uno se identifica y un sinfín de carcajadas, la siguiente cosa que me vino a la mente fue: ‘A ver de qué modo las estaciones de radio van a lidiar con tener que decir Chingadazo al aire, cada que presenten una canción de ellos’. Luego, en cada show al que iba siempre estaban de presentes y de esas resaltó en especial la del Vive Latino y ese Van Doren en la celebración de los 50 años de Vans.

Esta fiestota dio inicio con un épico intro a cargo de Alan Anaya (Los Alan Anayas & Simpson ahuevo), saltaron al escenario, el cual estaba lleno de lo que todo cumpleaños mexicano debe tener: piñatas del kokun, serpentinas y un montón de globos que hicieron que todos los fans no dejan de brincar y uno que otro valiente que decidió montar a esa orca salvaje al ritmo de “Azul Turquesa” o “Rehab”. El primer momento memorable llego cuando sonó “Farolito”, cover de Seguimos Perdiendo con lo cual recordaron a otros grandes del punk mexicano para luego invitar a otro grande al escenario, a nada más y nada menos que el vaquero rockanrolero, Charlie Montana, para juntos cantar “Sigo Perdiendo”, para este punto no se le podía pedir más a esta noche.

Otro de los momentos cumbres fue cuando las mamás de los integrantes de la banda, salieron al escenario con un tremendo pastel, porque una fiesta de cumpleaños no es fiesta, si no tiene un pastel, para luego mostrar un video recopilatorio de estos 5 años, en donde se podía ver el gran camino que esta banda ha recorrido, el sin fin de ciudades visitadas, los conciertos y los amigos que han hecho en el camino. Pese a un sinfín de criticas, esta presentación confirma que este Chingadazo deja marca.